Una ruta monográfica vincula la historia marinera de Sitges con el patrimonio y la gastronomía

La Torreta, el Museu de Maricel, el Baluard y Can Falç protagonizan la ruta, que se hará el sábado 18 de mayo

Prueba el Sitges más mediterráneo. Del museo al plato es una actividad que tiene como telón de fondo el mar, la costa de Sitges, el arte y la cultura. Se realizará el próximo sábado, 18 de mayo, con motivo del Día Internacional de los Museos y permitirá revivir el pasado pescador de Sitges y disfrutar de su gastronomía, vinculándola al patrimonio. La ruta es una iniciativa de los Museos de Sitges y cuenta con la colaboración de la Cofradía de Pescadores de Sitges y El Peix al Plat.

La actividad se divide principalmente en dos partes. En primer lugar, la visita guiada a diversos espacios de interés y, en segundo lugar la experiencia gastronómica. El objetivo es aproximar a los participantes a la vida cotidiana de un pueblo de pescadores y como este elemento supuso un reclamo para la inspiración de los artistas de finales del siglo XIX. Destacan el papel de las cofradías de pescadores como entidades de cohesión social en los pueblos marineros, y el papel de la mujer dentro de las familias dedicadas a la pesca.

La vista guiada recorrerá tres puntos de interés: la Torreta, el Museu de Maricel y el Baluard. La plazoleta llamada popularmente la Torreta es el punto de partida para comenzar a hablar de la costa del Garraf y los orígenes de la Cofradía de Pescadores. Desde la Torreta se puede observar el Puerto de Aiguadolç, donde se encuentra la pequeña flota de barcas de pesca artesanal –formada actualmente por seis embarcaciones y siete pescadores– una de las pocas de Catalunya totalmente respetuosa con el medio ambiente.

En el Museu de Maricel se ofrecerá una introducción a la Escuela Luminista, formada por un conjunto de artistas –vinculados a Sitges a finales del siglo XIX– que aportaron elementos nuevos que rompían con la pintura vigente de taller, aferrada a temas históricos o mitológicos. Estos artistas luministas prefirieron reflejar el clima, el paisaje y el ambiente de la tierra que los rodeaba, con especial predilección por captar la luz característica de la costa mediterránea. La importancia de esta escuela resulta capital como fundamente y precedente artístico del Modernismo. Se realizará un recorrido por las siguientes obras: Carrer d’en Bosch (c. 1880), de Joaquim de Miró; L’estació de Sitges (1882), de Joan Roig i Soler; Platja de Sitges (1885), de Joaquim de Miró; Platja de Sitges (1894), de Joan Batlle i Amell; Estudi de Sitges (1896), de Joan Roig i Soler; Dones a la platja (1898), de Arcadi Mas i Fondevila; Vista del Baluard i de la platja des del Greco (1908), de Joaquim de Miró; una caja de marinero del siglo XVIII, y una maqueta de barco exvoto.

Ante la Parroquia, se explicará que en los años 20 del siglo pasado, se empezó a dar forma al paseo Marítimo tal y como lo conocemos actualmente. Fue la época de los primeros veraneantes y los burgueses de la época, atraídos por las aguas sanadoras de la Costa de Barcelona, fueron dando forma al barrio de Terramar. 

Experiencia gastronómica

La segunda parte de la ruta es la cata de productos en Can Falç, una casa emblemática del Sitges del siglo XVI situada en el Paseo de la Ribera, que pertenecía a una de las sagas de marineros y comerciantes más importantes, más allá del término municipal. La actividad finalizará con una degustación de productos del mar, rodeados de las artes de pesca utilizadas por los pescadores.

Los productos utilizados para la degustación son de temporada y se seleccionan según criterios de sostenibilidad. La chef que elabora la degustación, una bióloga marina reconocida, enriquecerá la actividad gastronómica con una explicación científica del origen de cada producto.

 

Prueba el Sitges más mediterráneo, del museo al plato
Sábado, 18 de mayo, 18h
Tickets 16€
Plazas limitadas. Venta online y taquilla