La Generalitat otorga al Cau Ferrat y al Museu de Maricel la condición de ‘Interés Nacional’

Esta nueva condición refuerza la proyección de los dos museos y los dota de un nuevo estatus

Los museos del Cau Ferrat y el de Maricel ya son de Interés Nacional. El Govern de la Generalitat ha aprobado hoy esta titularidad, que ya había sido aprobada por la Junta de Museus de Catalunya el mes de marzo. La condición de Interés Nacional permitirá al Cau Ferrat y al Museu de Maricel dotarse de un estatus y una categoría que les abre las puertas en su proyección y en sus iniciativas y proyectos, además de convertirse en una excelente carta de presentación para sus visitantes.

El Cau Ferrat y el Museu de Maricel se suman a los ocho museos que tienen esta condición: el Museu Nacional d’Art de Catalunya, el Museu Picasso, la Fundación Joan Miró, el Museu d’Art Contemporani de Barcelona, el Museu Marítim de Barcelona, el Museu Episcopal de Vic, el Museu de Montserrat y el Museu Diocesà i Comarcal de Lleida.

Con la aprobación de hoy culmina el proceso iniciado en mayo del 2017, cuando el Consell General del Consorci del Patrimoni de Sitges –organismo gestor de los dos museos– facultó la directora, Vinyet Panyella, para gestionar el expediente y los trámites para obtener la condición de Interés Nacional. Este hito forma parte de los objetivos estratégicos del Consorci del Patrimoni de Sitges para el periodo 2017-21.

El artículo 25 de la Ley de Museos de Catalunya detalla que “el Govern puede declarar como museos e Interés Nacional los museos que, por la importancia y el valor del conjunto de bienes culturales que reúnen, por las características generales o específicas de sus colecciones o porque el interés de su patrimonio museístico sobrepasa su marco, tienen una significación especial para el patrimonio cultural de Catalunya”.

La condición de Interés Nacional es para ambos museos, que comparten accesos, servicios y estructura, pero con discursos museísticos independientes. El Cau Ferrat, además, es museo-sección del Museu Nacional d’Art de Catalunya desde el año 2000.