La exposición de Ramon Casas en Sitges recibe más de 38.000 visitantes

La muestra supera las previsiones más optimistas y viajará ahora a CaixaForum Madrid y CaixaForum Palma

La exposición Ramon Casas, la modernidad anhelada cerró ayer después de tres meses en el Museo de Maricel y de haber recibido 38.395 visitantes. Se trata de una cifra notablemente positiva, por encima incluso de las previsiones más optimistas formuladas por la organización. Tras Sitges, Ramon Casas, la modernidad anhelada viaja a los CaixaForum de Madrid (entre el 8 de marzo y el 11 de junio) y Palma (del 6 de julio al 22 de octubre).

La expectación generada por la muestra se ha traducido en un elevado número de visitantes, que ha sido constante desde su inauguración hasta los últimos días. Los 38.395 visitantes supone una media de cerca de 500 asistentes diarios, más del doble de lo que reciben habitualmente el Museo de Maricel y el Cau Ferrat. En los últimos días las colas han sido constantes y casi diarias. Sólo este sábado, la exposición recibió 1.288 visitantes.

Entre el número de visitantes ha habido 337 grupos de diferentes perfiles, edades y procedencias, que han visitado la muestra acompañados de los itinerarios guiados trazados por la organización.

Ramon Casas, la modernidad anhelada es la exposición central del Año Ramon Casas, que conmemora el 150 aniversario de su nacimiento. Tanto en Sitges, como en las versiones que se verán en Madrid y Palma, está organizada por Museos de Sitges, la Obra Social “la Caixa” y el Museu Nacional d’Art de Catalunya; con la colaboración de la Generalitat de Catalunya, la Diputación de Barcelona y el Ajuntament de Sitges. La muestra esta comisariada por Ignasi Domènech, jefe de Colecciones de los Museos de Sitges, y Francesc Quílez, coordinador de Colecciones del Museu Nacional d’Art de Catalunya.

Durante su presencia en Sitges, la exposición ha estado acompañada de diferentes actividades, como talleres educativos, conferencias y presentaciones de libros, que tenían como objetivo difundir la figura y obra del artista entre el conjunto de la población. Paralelamente, Museos de Sitges también ha promovido un Menú Ramon Casas, en el cual han participado doce restaurantes de Sitges, además de un concurso de escaparates modernistas y la presentación de una tapa y una cerveza con el nombre de Ramon Casas. La muestra también ha tenido su proyección a través del documental con el mismo título, que emitió el canal 33 el pasado 30 de diciembre.

Hoy lunes, ha empezado el desmontaje de la exposición, para preparar las obras que viajan a Madrid. El Museo de Maricel volverá a abrir con sus colecciones expuestas el 1 de abril.

Clausura con dos libros
Museos de Sitges despidió ayer la exposición de Casas con un doble acto de presentación de dos libros. Por una parte, la edición facsímil de Desde El Molino, que recoge las crónicas que Santiago Rusiñol publicó en el periódico La Vanguardia entre 1890 y 92. Estas crónicas aparecieron en el libro Desde El Molino, en 1894, con ilustraciones del mismo Casas. La edición facsímil ha sido editada por L’Andana, con notas a cargo de Eliseu Trenc ­–profesor de la Universidad de Reims–, que ha realizado la traducción de los textos al francés. La versión inglesa ha ido a cargo de Christine Laffargue, profesora en el instituto Victor Duruy de París.

Durante la presentación de la obra, celebrada ayer en el Saló Blau del Palacio de Maricel, Trenc destacó la afinada condición de cronista de Rusiñol que describió los ambientes de París, “con sensibilidad” y capacidad literaria. El alcalde, Miquel Forns, subrayó la complicidad entre los dos artistas, trazada especialmente en estos años, en los cuales también descubrieron Sitges, ahora hace 125 años. Forns leyó un fragmento del primer discurso de Rusiñol en Sitges: “En Francia podrán tener muchos millones, pero nunca podrán comprar una tierra como esta, donde es malvasía el vino, oro la costa, claridad el cielo, fuego las mujeres y todo nada en una atmosfera de vida y amistad”.

Ayer, en el acto de clausura, también se presentó Pequeña historia de Ramon Casas, ilustrada por Pilarín Bayés a partir de textos de Vinyet Panyella y editada por Mediterrània, con la colaboración de la Diputación de Barcelona. La presidenta de este organismo, Mercè Conesa, asistió a la clausura de la exposición celebrada en el Maricel. La comisaria del Año Ramon Casas, Vinyet Panyella, destacó el caràcter integral que ha tenido la conmemoración de los 150 años del nacimiento de Casas, a partir de un programa que ha incluido la organización de exposiciones, ediciones, conferencias, talleres infantiles y programas educativos, entre otras propuestas culturales