El Palacio de Maricel abre el 2018 con la primera rehabilitación patrimonial

Las obras rehabilitarán las barandillas de las terrazas que bordean Fonollar

El Palacio de Maricel ha iniciado esta semana la primera actuación de reforma del edificio del conjunto de obras que llevará a cabo a lo largo de este 2018, año en que se conmemora su centenario. Se trata de una actuación puntual –complementaria a la amplia reforma estructural financiada por el Ayuntamiento de Sitges y la Diputación de Barcelona– consistente en una rehabilitación de las barandillas de la terraza. Esta primera actuación tiene una duración prevista de dos meses.

La obra tiene como finalidad rehabilitar las barandillas de las terrazas que bordean la calle Fonollar, ya que hay algunas partes que se encuentran en un estado de degradación cada vez más acentuado. La actuación ha sido separada del conjunto de la reforma estructural con la voluntad de no asumir riesgos ante algún posible desprendimiento. La situación del Palacio de Maricel, al lado del mar, obliga a generar continuas actuaciones de rehabilitación patrimonial, debido a las erosiones que sufre por los efectos climatológicos y el impacto marino. Con motivo de la obra también se pintará el tramo de fachada afectado, en la calle Fonollar.

La obra ha obligado a cesar la actividad en el Palau durante las próximas semanas. Esto supone detener las visitas guiadas de los domingos durante los meses de enero y febrero, con el objetivo de retomarlas el mes de marzo. Mientras duren las obras tampoco se realizarán presentaciones ni otras actividades en el Palau. La última fue ayer, el taller infantil de la Carta a los Reyes, que reunió a una treintena de niños y niñas en el Saló Blau. Durante el año 2017, el Palacio de Maricel registró cerca de 6.000 visitas. Desde que en 2013 entró en el circuito de visitas guiadas permanentes del Consorcio del Patrimonio de Sitges, el Palacio de Maricel se ha convertido en uno de los principales atractivos culturales de la ciudad para los visitantes y turistas.

La actuación puntual iniciada esta semana precede al proyecto Reforma integral, rehabilitación, restauración y musealización del Palacio de Maricel (1913-17) para adecuarlo como centro de actividades y de exposiciones temporales de Museos de Sitges, elaborado por el Consorcio del Patrimonio de Sitges, con el apoyo del Ayuntamiento y que se empezará a ejecutar este 2018. El proyecto detalla una inversión en el edificio para hacerlo plenamente operativo para su misión cultural, que consiste en la reparación de los problemas estructurales: la restauración de los elementos patrimoniales; la rehabilitación de la fachada y las cubiertas; la redefinición de entradas y de circulaciones; la supresión de barreras arquitectónicas mediante la instalación de elevadores mecánicos; y la adecuación museográfica del edificio para la visita, de forma que permita la organización de exposiciones de formato medio. El Ayuntamiento de Sitges y la Diputación de Barcelona destinarán más de 3 millones de euros a esta reforma.