El Cau Ferrat y el Museo de Maricel obtienen la condición de Interés Nacional

La Junta de Museos de Catalunya aprueba la solicitud, que tendrá que ser acordada por el futuro Govern de la Generalitat

El conjunto de los museos del Cau Ferrat y de Maricel adquieren la condición de Museos de Interés Nacional, según acordó la Junta de Museos de Catalunya, en reunión celebrada el pasado 13 de marzo. Este acuerdo culmina el proceso iniciado el mayo del año pasado, cuando el Consejo General del Consorcio del Patrimonio de Sitges –organismo que gestiona los dos museos– facultó por unanimidad a la directora-gerente del ente, Vinyet Panyella, que elaborara el informe que acompañara la solicitud. La consecución de este acuerdo forma parte de  los objetivos estratégicos del Consorcio del Patrimonio de Sitges para el periodo 2017-21, con el objetivo de reforzar la solidez, el prestigio y el posicionamiento de los dos museos en el eco sistema cultural y patrimonial de Catalunya y en su proyección internacional.

El Cau Ferrat y el Museo de Maricel se suman a los siete museos que tiene esta categoría (la Fundación Joan Miró, Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, Museo Episcopal de Vic, el Museo Marítimo de Barcelona, el Museo de Montserrat, el Museo Picasso y el Museo Diocesano y Comarcal de Lleida), además del Museu Nacional d’Art de Catalunya. La condición de Interés Nacional permite a estos museos dotarse de un estatus y una categoría que abre puertas en su proyección y en sus iniciativas, además de convertirse en una excelente carta de presentación para sus visitantes.

El acuerdo de la Junta de Museos de Catalunya especifica que la declaración de la condición de Interés Nacional es para el conjunto que configuran el Cau Ferrat como el Museo de Maricel, que desde su reapertura en diciembre de 2014, después de su reforma, se mantienen como dos museos pero con accesos, recursos y logística compartida. Es decir, en su resolución la Junta ha evaluado el valor de los edificios y de las colecciones de ambos centros conjuntamente en relación con su valor patrimonial.

El nombramiento aprobado por la Junta lo hará efectivo el Govern de la Generalitat, una vez se constituya. La Ley de Museos de Catalunya detalla en su artículo 25 la capacidad del Gobierno para declarar museos como Interés Nacional: “El Govern puede declarar como museos de interés nacional los museos que, por la importancia y el valor de sus bienes culturales que reúnen, por las características generales o específicas de sus colecciones o porque el interés de su patrimonio museístico sobrepasa su marco, tienen una significación especial para el patrimonio cultural de Catalunya”.

Tanto el Museo del Cau Ferrat, como el Museo de Maricel, con Can Rocamora como edificio anexo al conjunto, forman parte del Consorcio del Patrimonio de Sitges, constituido en 1994. El Consorcio también gestiona el Museo Romántico el Palacio de Maricel, la Fundación Stämpfli i Can Falç. El Cau Ferrat es propiedad de la villa de Sitges por legado testamentario de su fundador y propietario, Santiago Rusiñol; fue abierto al público en 1933 bajo la dirección de Joaquim Folch i Torres, que al mismo tiempo terminaba los preparativos de la apertura del Museu d’Art de Catalunya (actual MNAC). El Museo Maricel, adquirido junto con Can Rocamora, por la Diputación de Barcelona, fue abierto en 1970 con la Colección de Arte y Antigüedades del Dr. Jesús Pérez Rosales, dada a esta corporación. En 1995 se añadió a sus fondos la Colección de Arte de la Villa de Sitges. Desde la reapertura de diciembre de 2014, el Museo Maricel presenta todas las colecciones integradas en un discurso único, que permite seguir la historia del arte y de las ideas estéticas desde el siglo X hasta la figuración de los años cuarenta y cincuenta.

Esta importante categoría alcanzada ahora se suma a la condición del Cau Ferrat como museo-sección del Museu Nacional d’Art de Catalunya, vigente desde el año 2000.

Informe de los Museus de Sitges solicitando a la Generalitat la declaración de museos de Interès Nacional