Dos obras del Cau Ferrat llegan a Tokio

La exposición ‘Barcelona, the city of artistic miracles’ culmina su ruta por cinco ciudades japonesas

Tokio es la última parada de la exposición Barcelona, the city of artístic miracles después de su periplo, desde abril del año pasado, por diversas ciudades japonesas. La muestra presenta 120 obras del Modernismo, Novecentismo y las vanguardias catalanas, entre las cuales hay tres pinturas del Cau Ferrat, que rotatoriamente han permitido dar a conocer entre el público japonés la transformación que vivió Barcelona en el cambio del siglo XIX y XX y su proyección como territorio artístico con vocación europea. En Tokio se puede ver un óleo de Santiago Rusiñol y otro de Miquel Utrillo que forman parte del fondo del Cau Ferrat.

Barcelona, the city of artístic miracles llega a Tokio después de haberse detenido en Nagasaki (donde comenzó la ruta el 10 de abril del año pasado), Himeji, Sapporo y Shizuoka. En la capital japonesa se inauguró el pasado sábado y se expone en la Tokyo Station Gallery hasta el 5 de abril. La ruta japonesa ha sido organizada por los museos que han acogido la muestra, con la decidida participación del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC).

En la Tokyo Station Gallery hay dos obras expuestas del fondo del Cau Ferrat: Réverie (1894), de Santiago Rusiñol, y Retrato de Suzanne Valadon (1891), de Miquel Utrillo. En las dos primeras paradas de la exposición (en Nagasaki y Himeji), en lugar de Réverie se expuso La morfinòmana (1894), también de Rusiñol, pero al tratarse de una de las piezas más emblemáticas del Cau Ferrat, el Consorcio del Patrimonio de Sitges optó por cederla solo a dos de las cinco muestras programadas.

La exposición constituye una de las más ambiciosas presentaciones del Modernismo catalán en la escena internacional. Las 120 obras que han viajado de las colecciones catalanas a Japón aportan una precisa fotografía del arte catalán del cambio de siglo y de la transformación de Barcelona como ciudad cosmopolita impulsora de una efervescencia artística con proyección al exterior. Japón ha sido, desde hace décadas. Uno de los países que ha mostrado mayor interés y admiración por el Modernismo catalán, y de una manera especial, por Gaudí.

Además de Santiago Rusiñol y Miquel Utrillo, Barcelona: the city of artistic miracles presenta obras de de Ramon Casas, Isidre Nonell, Joaquim Sunyer, Joaquim Torres García, Joaquim Mir, Juli González, Josep Clarà, Xavier Nogués y los arquitectos Antoni Gaudí, Puig i Cadafalch y Josep Maria Jujol, entre otros. La exposición también presenta una fotografía de grandes dimensiones del Cau Ferrat inaugurado justo hace 125 años.