El Consorcio del Patrimonio solicita que el Cau Ferrat y el Museo de Maricel sean de interés nacional

Es uno de los objetivos estratégicos de la institución y se justifica por sus colecciones y el valor patrimonial de los edificios

El Consorcio del Patrimonio de Sitges ha solicitado a la Generalitat que declare el Cau Ferrat y el Museo de Maricel como museos de interés nacional. La petición está avalada por la solicitud aprobada por el Consejo General del Consorcio el pasado 10 de mayo, a partir de un dictamen de la directora, Vinyet Panyella. Actualmente, hay siete museos en Catalunya que tienen esta condición: la Fundación Joan Miró, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Museo Episcopal de Vic, el Museo Marítimo de Barcelona, el Museo de Montserrat, el Museo Picasso y el Museo Diocesano y Comarcal de Lleida.

La condición de Museo de interés nacional aporta un estatus y condición que refuerza el prestigio, posicionamiento y proyección de los centros que lo obtienen. Desde el año 2000, el Museo del Cau Ferrat es museo sección del Museo Nacional de Arte de Catalunya, pero en cambio el Maricel, no. El nuevo papel que juegan el Cau y el Maricel desde la reapertura de diciembre de 2014 aconsejan ahora abrir una nueva puerta a través de esta declaración, que corresponde efectuar a la Generalitat de Catalunya.

El artículo 26 de la vigente Ley de Museos de Catalunya (Ley17/1990 de 2 de noviembre, de museos, DOGC NÚM. 1367, DE 14.11.1990) establece la categoría de museos de interés nacional, que se otorga a aquellos museos que, “por la importancia y el valor del conjunto de bienes culturales que reúnen, por las características generales o específicas de sus colecciones o porque el interés de su patrimonio museístico sobrepasa su marco, tienen una significación especial para el patrimonio cultural de Catalunya”. El apartado segundo de dicho artículo determina que “La declaración de interés nacional se hace sin perjuicio de la continuidad de la titularidad y la gestión de cada museo”.

La declaración de museos de interés nacional referente a los museos del Cau Ferrat y Maricel forma parte de los objetivos estratégicos del Consorcio del Patrimonio de Sitges y se justifican por el hecho de constituir colecciones únicas –la de Santiago Rusiñol, en el primer caso, y la conjunción de las colecciones del Dr. Jesús Pérez-Rosales y la Colección de Arte de la Villa de Sitges, en el segundo–. Son colecciones artísticas de gran prestigio por el valor de conjunto de su contenido, así como también lo son dentro del contexto de colecciones museísticas de carácter público de Catalunya. Es una prueba el elevado número de visitantes que desde el 2015 han recibido, el número de piezas solicitadas en préstamo por otros museos, tanto nacionales, como estatales y extranjeros, así como el elevado número de actividades que organizan. Más allá del contenido de las colecciones, todos dos edificios, tanto el Cau Ferrat como el Museo de Maricel, son emblemáticos por como representan los dos estilos arquitectónicos más significativos de la Catalunya moderna y contemporánea, como son respectivamente el Modernismo y el Novecentismo. Tanto un edificio como el otro, tanto los exteriores como las colecciones que acogen son elementos que disfrutan de la máxima protección declarada en los planos urbanísticos y en el patrimonio de Catalunya. Por tanto, continente y contenido constituyen un doble motivo que justifica la petición de la declaración que se propone.