La obra del mes - Marzo 2021

Obras    Fauna de taberna / Mariposas de alas quemadas, de Pablo Ruiz Picasso (Málaga, 1881 - Mougins, Francia, 1973)

Fechas    1900-1901

Materia / Técnica    Dibujo a tinta, acuarela y pastel sobre papel / Dibujo a lápiz carbón, tinta, acuarela y pastel sobre papel

Medidas    13,2 x 20,2 cm / 13,2 x 19,4 cm

Colección    Museu del Cau Ferrat, Sitges. Colección Santiago Rusiñol, núm. inv. 30.702 i 30.703

----------------------

GRISETTES Y MARIPOSAS EN EL PRIMER PARÍS DE PABLO PICASSO

Estos dos dibujos de Picasso forman parte del conjunto de seis de este artista que Rusiñol legó el Cau Ferrat a su muerte en 1931, de los cuales se conservan un total de cinco. Los cinco son obras de juventud, realizadas entre los años 1900 y 1901, y confirman a Rusiñol como uno de los primeros coleccionistas que advirtió la calidad de su obra. A nivel técnico, son dos piezas interesantes en tanto que combinan técnicas diversas: ambos están realizados a tinta, acuarela y pastel y en Mariposas de alas quemadas, también emplea el carbón. Ambas obras dan testimonio de cómo Picasso evoluciona cuando llega a París, concretamente en la renovación de los códigos visuales de la iconografía femenina. En realidad no se trata de dos dibujos en sentido estricto, sino de cuatro notas autónomas, distribuidas cada una en la mitad de cada papel, a modo de campo experimental alrededor de una singular tipología femenina. Es evidente que Picasso conocía perfectamente la iconografía impresionista de la mujer ensimismada, en un bar o café, a través de artistas como Degas o Toulouse-Lautrec, por ejemplo. Pero además, hay que situarse en el contexto: la imagen socialmente normalizada -no puntual- de una mujer sola en un local de recreo, Picasso no la conoce en toda su dimensión hasta que pisa París, Montmartre para ser exactos, donde los códigos sociales a todos los niveles tenían poco que ver con lo que había conocido hasta entonces. Como veremos, este primer impacto evolucionaría en su obra de manera secuencial y por tanto estos dibujos pertenecen a un primer momento, más fresco y espontáneo. Habitualmente estos dibujos se han localizado indistintamente en París o en Madrid; el motivo es que a principios de 1901 (febrero-mayo) Picasso vivió en Madrid pero, en todo caso, siempre habrían sido realizados durante o con posterioridad al primer viaje a París (octubre-diciembre 1900) donde se inicia el cambio de registro.

 

Las dos figuras más relevantes a efectos de este relato son las dos mujeres que ocupan la parte izquierda de cada uno de los dibujos, de concepción y iconografía muy similar. Las otras dos resultan menos interesantes y con respecto a la mujer con vestido azul, a la derecha de Mariposas de alas quemadas, se conoce un dibujo casi idéntico en una colección particular y otro insertado en una carta que Picasso y Carles Casagemas enviaron al escritor Ramon Reventós en octubre de 1900. La figura femenina de la derecha de Fauna de taberna, apenas esbozada, es un rostro que emerge espectral, a la Carrière, solución que Picasso cultivó durante ese período .

 

Volviendo a las dos jóvenes de la izquierda, ambas con un objeto en la mano, lo que más las define es una postura provocativa con el cuerpo avanzado sobre la mesa, unos rostros en escorzo y los ojos y labios exageradamente enrojecidos, recurso que Picasso utilizó también en Barcelona,​​para representar las prostitutas. Estos tipos femeninos, sin afirmar que en este caso concreto lo sean, eclosionan en París, sencillamente porque estamos hablando de experiencia vivida. Se podría tratar de notas del natural tomadas en algún local de Montmartre, que es donde vivió durante las dos primeras estancias en París, entre 1900 y 1901. Tal vez en espacios como el Jardin de Paris o el Moulin Rouge, pues sabemos por el experto picassiano Josep Palau i Fabre que Picasso accedía a estos locales gracias a un pase que le dio el mismo propietario, el catalán Josep Oller. En espacios como estos era conocida la figura de la grisette, palabra despectiva para referirse a muchachas de clases populares y trabajadoras que frecuentaban a los artistas y poetas, a menudo haciendo de modelos más o menos improvisadas, y que presentaban una frontera muy poco nítida con la prostitución. Los títulos de los dos dibujos -que no constan así en el catálogo del Cau Ferrat de 1942- ya incorporan una notable carga descriptiva: Fauna de taberna y Mariposas de alas quemadas. El segundo procede de una tradición de jugar con imágenes metafóricas; las mariposas de alas quemadas nos evocan personajes devastados por la vida a causa de haberla vivida en exceso, como aquellas mariposas exuberantes que, de tanto acercarse al sol, se acaban quemando las alas.

 

Un universo femenino bastante parecido protagonizaría la obra más importante que Picasso realizó durante la primera estancia en París, Le Moulin de la Galette (Guggenheim Museum, Nueva York). Aunque con esta pintura de gran formato Picasso pretendía homologarse con una sólida tradición que le precedía, la obra esconde al mismo tiempo algunas particularidades: los rostros femeninos nos evocan a Toulouse-Lautrec y, por primera vez en la obra de Picasso, aparece una escena de lesbianismo, de nuevo experiencia vivida. Los rostros angulosos, en escorzos muy marcados,  y con los labios y ojos pintados en rojo, presentan claras analogías con los rostros de las jóvenes de los retratos del Cau Ferrat. A pesar de tratarse de mujeres en las tres obras, Picasso las desviste, paradójicamente, de toda feminidad dotándolas de una imagen nocturnal y casi mefistofélica. Se da la circunstancia de que la firma de ambos dibujos del Cau Ferrat es exactamente la misma que la de Le Moulin de la Galette, «P. R. Picasso», una firma de transición, poco antes de convertirse en la definitiva «Picasso» en 1901, cuando cumplía exactamente veinte años. Todo ello nos lleva a concluir que la localización y datación más plausible de estos dibujos sería París, entre octubre y diciembre de 1900, si bien insistimos en que no podemos ser conclusivos en este sentido.

 

Volvemos a encontrar el valor anticipativo de estos dos dibujos que integran el prólogo de una iconografía femenina que será troncal durante el año 1901, la de las mujeres sentadas en mesas, esperando o ensimismadas. Pero ya no hablaremos de dibujos sino de pinturas, entre las que destacan obras tan conocidas mundialmente como Mujer en un café (Museo del Hermitage, San Petersburgo) o La bebedora de absenta (Musée d'Orsay, París), ya firmadas como «Picasso». Esta última presenta una iconografía cercana al retrato de la joven de Fauna de taberna, con un similar rostro demacrado y unos brazos extremadamente alargados y esqueléticos. ¿Quizás enfermizos? Aquel 1901, durante su segunda mitad, Picasso continuaría trabajando la iconografía femenina pero con una intencionalidad y unos resultados muy diferentes: visitando el Hospital-Prisión de mujeres de Saint-Lazare, Picasso sería testigo directo del reverso amargo de algunas de aquellas mariposas y grisettes. Lo haría pintando y dibujando algunas de las prisioneras sifilíticas que eran cuidadas por las monjas de la prisión-hospital; una imagen dantesca que evocaría durante su vejez. Precisamente estos retratos de prisioneras de enfermedades venéreas delimitan bruscamente, por cromatismo y por tema, la génesis de la época azul. De alguna manera constituyen el contrapunto sórdido y brutal -quién sabe si una derivación- de aquellas patéticas escenas tabernarias que un observador Picasso ya había inmortalizado en este par de dibujos del Cau Ferrat.

 

Bibliografía básica.

Anónimo. Notes d’Art. “Quatre dibuixos inèdits de’n Picasso”, en L'Esquella de la Torratxa, 4 de enero de 1917.

PALAU i FABRE, Josep. “Influències de Rusiñol sobre Picasso”, en Serra d’Or, núm. 265, octubre de 1981.

Catálogo de Pintura y Dibujo del “Cau Ferrat” (Fundación Rusiñol). Sitges. Barcelona: Publicaciones de la Junta de Museos de Barcelona, 1942.

COLL, Isabel. El ressò de l’Impressionisme en el Cau Ferrat. Sitges: Consorci del Patrimoni de Sitges, 1999. [Catálogo de la exposición].

PALAU i FABRE, Josep. Picasso i els seus amics catalans. Barcelona: Editorial Aedos, 1971.

VALLÈS, Eduard. Picasso i Rusiñol. La cruïlla de la modernitat. Sitges: Consorci del Patrimoni de Sitges, 2008.

VALLĖS, Eduard. Picasso versus Rusiñol. Barcelona: Museu Picasso de Barcelona, 2010. [Catálogo de la exposición].

VALLÈS, Eduard. “Pablo Ruiz Picasso”, en Museu del Cau Ferrat. Catàleg de pintura i obra sobre paper. Sitges: Consorci del Patrimoni de Sitges, 2019.

ZERVOS, Christian. Catalogue de l’oeuvre de Picasso. Paris : Cahiers d’Art, Volum XXI 1969.

__________________

Eduard Vallès i Pallarès, miembro del lnstitut d’Estudis Catalans, doctor en Historia del Arte i conservador de Arte Moderno del MNAC.

Sitges, marzo de 2021

Papallones d'ales cremades
Fauna de taverna