CULTURA
29 Mayo
26 Septiembre
5 €

MIQUEL VILLÀ LA PINTURA SIN AZAR

EXPOSICIÓN TEMPORAL

La obra de Miquel Villà (Barcelona, 1901 - El Masnou, 1988) es una de las más personales del arte catalán del siglo xx. Desde muy pronto mereció la atención de la crítica por su independencia y su originalidad. Su pintura estructurada y de masas compactas, la pincelada densa y el gusto por la materia y el color la hacen especialmente estimada tanto por los defensores del arte figurativo como por los de la vanguardia.

El Masnou, donde tiene sus raíces familiares, Ibiza, La Pobla de Segur y Altea son sus paisajes favoritos. También Sudamérica, en especial Colombia, Argentina y Venezuela, donde suele pasar largas temporadas durante muchos años. Es la cartografía de un viajero incansable y, al mismo tiempo, de un pintor que quiere tiempo para pintar un mismo lugar y hacerlo suyo por completo.

La pintura de Villà es un ejercicio de síntesis, una búsqueda de lo primordial en la naturaleza, mediante un laborioso trabajo de observación para poder llegar a las formas y los colores esenciales.

Espacio

Museu de Maricel